Colección Industria Juguetera Mexicana

Pormujam

Colección Industria Juguetera Mexicana

El acervo del MUJAM va desde 1910 hasta la década de los setentas, un tramo de 60 años en el que se notan las transformaciones socioeconómicas y políticas a nivel mundial y nacional.

Entre 1910 y 1920 fue cuando los juguetes se consideraron como un bien de consumo en México, un producto artesanal hecho de cartón, madera, lámina y tela que no estaba al alcance de todos “No era como ahorita que llega uno a la calle y ahí hay baleros o trompos, en esos tiempos los juguetes artesanales eran caballitos, estufas, muebles, cosas para gente con más recursos”. En México es cuando se hacen los juguetes más emblemáticos con inspiración en la vida nacional, se fabrican carritos y camiones de redilas, por ejemplo. Se va quedando un poco atrás el militarismo y se mueve más hacia la vida diaria.

En Alemania, Japón, Italia, y en casi todo el mundo, prácticamente se acaban los juguetes cuando empieza la Segunda Guerra Mundial, México sigue produciendo porque no estamos involucrados, y al acabar viene un boom tremendo, el país pasa de una población de 25 millones a 40 o 50 millones, en un tiempo de 15-20 años, y el Gobierno tenía un deseo de hacer una manufactura nacional, entonces la industria juguetera llega a ser una de las cinco más productivas del mundo porque en todas partes ya había ese comercio, pero aquí se trataba de proteger a la industria local y los impuestos de importación eran muy altos, por eso esos juguetes de antes de la Guerra casi nunca llegaron a México, porque eran muy caros, no había aviones, se tenían que traer en los baúles de los vapores que regresaban de Europa, de familias acomodadas”.

La puedes amar u odiar, pero jamás podrás negar su influencia en tu vida: La televisión. Para la industria del juguete fue igual, con su llegada y popularidad se comenzaron a fabricar cientos de muñecos, “los de Walt Disney, de otras caricaturas, los del espacio, de Buck Rogers… que aún a la fecha, lo que no sale en la televisión, no se vende

Otros avances tecnológicos como la máquina de vapor, los trenes, barcos y posteriormente automóviles y aviones, también influyeron en la manera de jugar de los niños, o al menos de los más favorecidos.

El próximo gran paso en la industria juguetera nacional es la plastificación, que junto a la popularización de los personajes de TV, empezaron a abaratar los productos, por lo que muchos empresarios viajaron a Estados Unidos para comprar máquinas, moldes, resinas y pigmentos, y empezar a producir en territorio mexicano.

Cuando los impuestos por importación se redujeron, sucedió lo peor, pues había un país que producía todavía más barato que México. “Las clases dominantes sabían lo que iba a pasar, se iba a morir la manufactura mexicana, aún la casera de estos juguetes ‘piratas’, hasta con eso acabó el Made in China, que no tienen la culpa los chinos sino los gobiernos que no pensaron en eso. La globalización en México acabó con la manufactura, pero lo único que nosotros pusimos es una mano de obra barata y un mercado de 120 millones de consumidores

Actualmente se observa que en Amazon los cuatro juguetes más buscados y vendidos por los mexicanos durante 2018 son: muñecas LOL Surprise Decorder (MGA Entertainment); Funko Pop Marvel edición especial de navidad; Funko Pop Marvel Guardianes de la Galaxia y Lego creador: Juego de Construcción Grandes Dinosaurios.

Así mismo, se señala que 70% de las ventas del sector se dan entre diciembre y primera semana de enero. Tiempo en el que el gasto promedio por cliente asciende a  800 pesos.

Cabe destacar que el sector juguetero en el país se compone por alrededor de 200 empresas, siendo Mattel, Hasbro y Lego las que facturan los mayores números de ventas. No obstante, 50% de los juguetes comercializados en México se movilizan en el mercado informal.


About the author

mujam administrator